Mas
    HomeTexasPactan acuerdo sobre el agua entre Texas y Nuevo México

    Pactan acuerdo sobre el agua entre Texas y Nuevo México

    Publicado el

    spot_img

    Un acuerdo propuesto entre Texas, Nuevo México y Colorado se dio a conocer meses después de que los estados anunciaran un nuevo pacto para poner fin a un caso en la Corte Suprema de casi una década sobre el agua del río Grande, conocido como Bravo en México.

    El acuerdo modificaría la base legal de 83 años sobre cómo los tres estados dividen el agua del río bajo el tratado Río Grande Compact. Si la Corte Suprema lo permite, el decreto pondría fin a la demanda que se llama Original No. 141 Texas v. New México and Colorado. El caso se ha prolongado durante nueve años y ha costado a los contribuyentes de Nuevo México y Texas decenas de millones de dólares.

    En 2014, Texas presentó una demanda en la Corte Suprema alegando que el bombeo de agua subterránea de Nuevo México debajo de Elephant Butte capturó ilegalmente el agua del río Grande prometida a Texas.

    El acuerdo propuesto es producto de meses de negociaciones confidenciales entre las partes del caso: Nuevo México, Texas, Colorado y el Gobierno federal. Las discusiones incluyeron aportes de organizaciones afectadas, como asociaciones agrícolas, los dos distritos regionales de riego, las ciudades de Las Cruces y El Paso, la Universidad Estatal de Nuevo México y los Servicios Públicos de Agua en Albuquerque y El Paso.

    En presentaciones anteriores, el Gobierno federal y el principal distrito de riego de El Paso le pidieron al experto especial que supervisa el caso que desestime el decreto propuesto porque fue el resultado de un acuerdo incompleto y hace concesiones que los estados no pueden hacer cumplir, según documentos legales.

    Entre los cambios, la participación de Texas en el agua del Río Grande se mediría en un punto de la línea estatal en un medidor de El Paso en lugar del requisito actual de Nueva México de entregar el agua de Texas más de 100 millas al Norte en el embalse de Elephant Butte.

    El acuerdo ofrece un nuevo conjunto de cálculos para determinar qué agua se debe a los agricultores del Sur de Nuevo México y los del lejano Oeste de Texas, e incorpora el bombeo de agua subterránea en las fórmulas.

    Finalmente, también ofrece condiciones para que Nuevo México y Texas manejen disputas sobre entregas excesivas o insuficientes de agua del Río Grande.

    Para proporcionar agua para esas entregas, la Oficina del Ingeniero Estatal de Nuevo México podría cerrar pozos o usar otros límites, como pagar a los agricultores para que retiren la tierra de la agricultura para ahorrar agua de riego, según muestran los documentos judiciales, señala una publicación del Diario de El Paso.

    Agencia

    LO ÚLTIMO

    Esperan gran participación en Expo Educación Superior 2023

    Por Rosalía Quintá Uresti Gran participación de estudiantes del nivel bachillerato en la XV Esposa...

    Se espera poca participación en elección de Tamaulipas

    Por Rosalía Quintá Uresti El ex alcalde de Reynosa, Oscar Luebbert Gutiérrez, reconoció el esfuerzo...

    Llegaron las boletas de la elección para Senador

    Por Rosalía Quintá Uresti Este viernes llegaron a Reynosa los paquetes que contienen las boletas...

    Inaugura rector de la UAT asamblea nacional de médicos en formación

    El C. P. Guillermo Mendoza Cavazos, rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT),...