CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de la Defensa Nacional informa que debido a los fuertes vientos y lluvias registrados el 21 de mayo, en el municipio de Nuevo Laredo, elementos del Ejército Mexicano aplicaron el PLAN DN-III-E en su fase de auxilio.

La Sedena detalló que fueron desplegados más de 650 elementos militares, quienes realizaron trabajos de remoción de escombros, retiro de árboles y recorridos de seguridad en áreas vulnerables que presentaban encharcamientos, con el objeto de garantizar la seguridad de la población.

El mando territorial militar participó de manera coordinada con autoridades civiles del estado para lograr el restablecimiento de las zonas afectadas, hasta recuperar la normalidad.

“Con estas acciones, la Secretaría de la Defensa Nacional refrenda su compromiso y responsabilidad al pueblo de México de servir ininterrumpidamente, en toda condición y lugar, para reducir los estragos ocasionados por estas eventualidades, prestando ayuda para el mantenimiento del orden, auxilio de las personas y su patrimonio”.