CIUDAD DE MÉXICO.- Paulo Pezzolano tuvo poco menos de 24 horas para trabajar con equipo completo a causa de las últimas pruebas de Covid-19 a las que fueron sometidos los 14 jugadores contagiados que se perdieron la última fecha del Guardianes 2020. No fue pretexto, aun así, Pachuca goleó 3-0 a Santos en el Repechaje y aseguró su lugar en el Liguilla.

Pachuca no batalló mucho en el Estadio Corona, pues su rival se mostró rácano y gris, como si no estuviera jugándose la vida en el Repechaje, con esa poca hambre que les caracterizó durante la mayor parte del semestre.

En los primeros 15 minutos, los Tuzos tuvieron tres llegadas claras de gol, pero Roberto Nurse, Gustavo Cabral y Felipe Pardo no estuvieron tan finos para castigar a Carlos Acevedo, arquero de Santos.

Aun así, la insistencia de los hidalguenses les dio recompensa al 35′, en una jugada donde Erick Aguirre colgó un centro preciso para que Víctor Guzmán lo rematara dentro del área y así marcar el 1-0 a favor de los visitantes.

A Santos le dolió poco el gol en contra, no existió reacción o sangre para buscar el empate. En cambio, los Tuzos se hicieron del balón y fueron al frente.

En el segundo tiempo no cambió la dinámica, de hecho, al 54′, los Tuzos extendieron su ventaja con un gol de Oscar Murillo, quien se encontró un rebote en el área, luego de una doble atajada de Acevedo, y lo mandó a las redes para noquear a los locales.

Pezzolano cambió el plan de juego para los últimos 20 minutos y le cedió el balón a Santos, que fue peligroso, pero poco eficaz.

A la visita todavía le dio tiempo para clavarle la última estocada a los Guerreros con un violento disparo cruzado de Roberto de la Rosa para el 3-0, al 84′.

Pachuca ya está en la Liguilla del Guardianes 2020. Santos ya puede planear sus vacaciones.

Agencia Reforma