CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) capturó esta mañana en Xochitepec, Morelos, a Teófilo Zaga Tawil, por el caso de la indemnización presuntamente ilegal de más de 5 mil millones de pesos del Infonavit a su empresa Telra Realty, por la terminación anticipada del contrato del programa de Movilidad Hipotecaria.

Agentes de la Policía Federal Ministerial de la FGR detuvieron al empresario con base en una orden de aprehensión librada el 25 de diciembre pasado por Daniel Ramírez Peña, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, Estado de México, por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

Zaga fue trasladado en las primeras horas de este viernes al Penal Federal del Altiplano, donde será puesto a disposición del juez de la causa ante quien comparecerá en las próximas horas en una audiencia inicial en la que será formulada la imputación en su contra, por parte de los fiscales federales.

“Este día, la Policía Federal Ministerial (PFM), dependiente de la FGR, logró la detención de Teófilo “Z”, en Xochitepec, Morelos, al cumplimentar una orden de cateo otorgada por un Juez de Control Federal. Al detenido se le pondrá de inmediato en reclusión, a disposición de la Judicatura Federal”, confirmó la Fiscalía.

En caso de ser vinculado a proceso, Teófilo Zaga permanecerá internado en el Altiplano, un penal de alta seguridad con criminales de alta peligrosidad, durante el tiempo en que se tramite su procedimiento.

Por este mismo caso, en diciembre también se giró la orden de aprehensión por delincuencia organizada y lavado de dinero en contra del hermano del ahora detenido, Rafael Zaga Tawil, y el hijo de éste, Elías Zaga Hanono, así como de Omar Cedillo Villavicencio y Alejandro Gabriel Cerda Erdmann, ex secretario General y Jurídico y ex coordinador general Jurídico del Infonavit.

El 6 de enero fueron aprehendidos en la capital del país Cedillo y Cerda, ex colaboradores del entonces titular del Infonavit, David Penchyna, y luego vinculados a proceso. Desde entonces, están presos en el Altiplano.

La orden de aprehensión está relacionada con el convenio suscrito el 9 de junio de 2014 entre el Infonavit y Telra Realty, propiedad de los Zaga, para desarrollar el programa de Movilidad Hipotecaria, que incluía proyectos de mejora de viviendas y comercialización de las mismas a través de fideicomisos.

El 31 de mayo de 2017, el Consejo de Administración del Infonavit, ya con Penchyna al frente del Instituto, dio por terminados los contratos y convenios con Telra, al estimar que jurídica y financieramente era inviable su ejecución en la forma y términos pactados.

La terminación anticipada del contrato derivó en un convenio de transacción suscrito el 22 de agosto del mismo año por Cedillo y Cerda, que obligó al Infonavit a pagar 5 mil 88 millones de pesos a Telra, como indemnización por daños y perjuicios.

En su imputación, la FGR sostiene que el origen del dinero pagado a Telra es ilícito porque dicha empresa, contratada sin licitación, no contaba con el capital, experiencia profesional ni infraestructura; y “sorpresivamente” los funcionarios del Infonavit simularon un proceso de mediación.

Señala que en dicho proceso, algunos expertos recomendaron al Instituto acudir a la vía judicial para resolver esa controversia, pero no se atendió esa postura y se decidió pagar los supuestos daños y perjuicios.

La orden de aprehensión fue librada en diciembre pasado, luego de que durante casi todo el 2020 la FGR intentara infructuosamente que los hermanos Rafael y Teófilo Zaga fueran procesados por defraudación fiscal, delitos por los que un juez negó las órdenes de aprehensión o rechazó vincularlos a un procedimiento penal.

La Fiscalía les trató de imputar en conjunto una presunta defraudación de más de 808 millones de pesos, lo que convierte este asunto fiscal es el segundo más cuantioso de los últimos 25, sólo por debajo de una acusación que en los años 90 se presentó contra el ex banquero Carlos Cabal Peniche.

Rafael Zaga y su hijo continúan prófugos y, a pesar de esa condición, la FGR buscó sin conseguirlo que el primero de ellos compareciera ante un juez del Reclusorio Norte por este caso de fraude al fisco, que en su caso asciende a 710 millones 499 mil 999 pesos.

Agencia Reforma