CIUDAD DE MÉXICO.- La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), dependiente de la FGR, dice contar con intervenciones que señalan el cohecho por varios millones de pesos realizado por individuos cercanos a José Ángel Casarrubias Salgado, “El Mochomo”, para que fuera liberado como sucedió este miércoles.

En un comunicado, la FGR indica que en dicho juzgado le decretaron auto de libertad negándole valor a pruebas que se presentaron y que fueron admitidas en 2014, y que eran válidas en el sistema vigente en ese momento, dejando de revisar 21 pruebas aportadas entonces, razón por la cual la  apeló de inmediato.

El pasado miércoles 24 de junio la Policía Federal Ministerial (PFM), de la FGR, detuvo a Angel “C” en el municipio de Metepec, Estado de México, donde se había ubicado después de vivir por varios años, oculto en distintas zonas serranas del país, presentándolo ante el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el mismo Estado de México.

“De acuerdo con la nueva investigación del caso Ayotzinapa, se habrá de solicitar una nueva Orden de Aprehensión contra esa persona en este asunto, por hechos distintos a la acusación anterior”.

Añade que “Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Ministro Presidente de la SCJN, ha comunicado a esta Institución, a través de los conductos procedentes, que ha iniciado una investigación por los hechos de corrupción señalados y la FGR estará atenta a recibir cualquier denuncia al respecto”.