El ministro de Salud de Italia, Roberto Speranza, anunció hoy que se prorrogará el estado de emergencia hasta el 30 de abril en el país y se prohibirá la movilidad entre regiones, debido a que “el virus ha vuelto a circular peligrosamente”, también en la llamada zona amarilla que hasta ahora tenía limitaciones menores.

Speranza habló hoy ante el Parlamento para anunciar las nuevas medidas que entrarán en vigor a partir del 16 de enero y se refirió a una situación grave en un país donde el índice de contagio Rt es de 1,03 y la incidencia se sitúa en 313 casos por cada 100.000 habitantes.

“Estamos en el último kilómetro de esta batalla, necesitamos una colaboración leal, un esfuerzo unido para combatir el virus: los próximos meses serán difíciles”, agregó, y aseguró que “no hay otro camino que la unidad para enfrentar la mayor emergencia sanitaria, económica y civil desde la guerra”.

Sobre las nuevas medidas, además de adelantar que el estado de emergencia se prorrogará desde el 31 de enero hasta el 30 de abril, lo que permitirá al Gobierno aprobar decretos con urgencia, Speranza confirmó que se seguirá usando el sistema de clasificación de las restricciones para las regiones en zonas amarillas, naranjas y rojas, ya que ha dado sus frutos.

En la zona amarilla, la de menores restricciones, se prohibirá viajar entre regiones, se cerrarán los restaurantes y bares a partir de las 18.00 horas y sólo se podrá recibir un máximo de dos personas que no convivan en el mismo hogar. Además, está previsto que se abran los museos.

Italia introducirá una llamada zona blanca, con menores limitaciones, para aquellas regiones donde el índice de contagio Rt sea inferior a 1 y se registren sólo 50 casos por cada 100.000 habitantes.

Agencias