Espectáculos.- Si no es una, es otra, pero Britney no ha podido ser plenamente feliz.

Hace unas semanas su exnovio intentó frenar su boda, recientemente perdió al bebé que esperaba con su novio y ahora volverá a los tribunales por una nueva demanda de su padre.

Te puede interesar: El teléfono negro suena antes de morir

El abogado de James Parnell Spears asegura que la princesa del pop sigue ‘publicando contenido en redes sociales con acusaciones escandalosas acerca de varios asuntos’. En pocas palabras, la demanda por difamación.

De acuerdo con TMZ, James presentó documentos legales para solicitar que su hija sea puesta bajo juramento por supuestos ataques contra su nombre.

Tras esta noticia, el abogado de Britney Spears Matthew Rosengart, dijo lo siguiente:

“El señor Spears continúa deshonrándose, especialmente tras estas declaraciones tontas y desacertadas que están plagadas de errores y falsedades, como él mismo sabe”.

En noviembre fue cuando la cantante pudo librarse de la tutela de su padre, que duró más de 13 años, tras una dura batalla en tribunales.

Por esta razón, Britney decidió no invitar a ningún familiar a su boda con Sam Ashari.

A la ceremonia asistieron celebridades como Selena Gómez, Madonna, París Hilton, Drew Barrymore y Donatella Versace.

Agencias.