NOTIMEX

Autoridades estatales informaron que podrán adelantar la liberación de reos que purguen condenas por faltas menores en Centros de Readaptación Social (Cereso) en Coahuila, como medida preventiva contra la propagación del COVID-19.

Esta es una de las acciones dispuestas por el Consejo Estatal de Salud que deberá ser aplicada en los próximos días, a fin de evitar brotes del virus en los centros penitenciarios del estado, los cuales, de acuerdo con las autoridades, no presentan sobrecupo.

Además, se han restringido las visitas a los presos de forma “escalonada”, es decir, limitado el número de personas que pueden acceder a cada Cereso, donde también el gobierno estatal anunció que aumentaron las medidas de seguridad.

Las celdas de los municipios de Coahuila también han sido objeto de modificaciones en su operación tratando de que no se registren aglomeraciones.

“Hemos sugerido a los alcaldes la circulación rápida de faltas administrativas en los tribunales municipales o en centros temporales de detención”, indicó el gobernador, Miguel Riquelme.