Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Administración Trump proporcionará hasta 2 mil 100 millones de dólares a la asociación entre Sanofi y GlaxoSmithKline Plc que desarrolla una vacuna contra el Covid-19, en lo que representa la mayor inversión de Estados Unidos hasta la fecha para acelerar el avance de una vacuna y asegurar suministros para el país.

El financiamiento, que forma parte de la Operación Warp Speed, apoyará los ensayos clínicos y la fabricación al tiempo que permite a Washington asegurar 100 millones de dosis de la vacuna, si esta tiene éxito, dijeron las compañías el viernes.

El país tiene la opción de recibir 500 millones de dosis adicionales a más largo plazo.

El acuerdo se produce tras compromisos de miles de millones de dólares de EU con otras vacunas experimentales, que todavía necesitan demostrar su eficacia en las pruebas, y puede avivar la preocupación de que otros países se queden más atrás.

Las vacunas se consideran la clave para sacar al mundo de la pandemia, que ha cobrado la vida de unas 675 mil personas en cuestión de meses.

Sanofi y Glaxo, dos de los mayores fabricantes de vacunas del mundo, firmaron un acuerdo similar a principios de esta semana con el Gobierno del Reino Unido, que también se ha apresurado a asegurar suministros.

Las compañías están en conversaciones con organizaciones globales y la Unión Europea, y señalaron que planean entregar una parte importante de su capacidad en 2021 y 2022 a una iniciativa enfocada en acelerar el desarrollo y la producción en todo el mundo y distribuir las vacunas de forma equitativa.

Sanofi planea comenzar en septiembre un estudio que comprima las fases temprana e intermedia de las pruebas clínicas, seguido de un estudio de fase final hacia el término de 2020.

Si los resultados son positivos, las compañías pueden solicitar la aprobación regulatoria de EU en el primer semestre de 2021, dijeron el viernes.

Su vacuna experimental se basa en tecnología que Sanofi usa para elaborar la vacuna contra la influenza, así como en los adyuvantes de Glaxo, que mejoran la respuesta inmune del cuerpo.

Sanofi y Glaxo están siguiendo a otros desarrolladores en la carrera por la vacuna contra el coronavirus.

Moderna Inc., Pfizer Inc. y la asociación entre la Universidad de Oxford y AstraZeneca Plc se encuentran entre los líderes en los esfuerzos por desarrollar una vacuna.

Pfizer y su socio BioNTech SE anunciaron el viernes que suministrarán 120 millones de dosis de su vacuna a Japón en el primer semestre de 2021.

EU ha cerrado acuerdos con varios de estos desarrolladores. Pfizer y BioNTech firmaron la semana pasada un pacto de 1.9 mil millones de dólares para suministrar su vacuna contra el coronavirus al Gobierno del país, mientras que Novavax Inc., que aún no ha comercializado un medicamento o vacuna, anunció a principios de este mes un acuerdo por 1.6 mil millones de dólares. EU también comprometió hasta 1.2 mil millones para AstraZeneca.

La Operación Warp Speed busca reducir el tiempo de un proceso que generalmente lleva años a solo meses.

El programa “aumenta las probabilidades de que tengamos al menos una vacuna segura y efectiva ya para fines de este año”, dijo en el comunicado el secretario de Salud y Servicios Humanos de EU, Alex Azar.