Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Estado de Chihuahua presentó una demanda civil para reclamar el pago de al menos 25 millones de dólares por daños y perjuicios al exgobernador César Duarte, quien enfrenta múltiples órdenes de aprehensión y aparentemente reside tanto en Texas como en Nuevo México.

La demanda fue presentada el 19 de febrero ante una corte estatal en El Paso, Texas, e incluye a la esposa, hermana, cuñada y dos hijos de Duarte, así como a una empresa constructora de estos últimos y dos supuestos prestanombres.

Se reclama, además de los 25 millones de dólares, el pago de daños punitivos no cuantificados, y se identifican siete propiedades en El Paso, que en conjunto valen casi 3 millones de dólares y supuestamente fueron compradas con fondos robados al erario de Chihuahua.

“Duarte orquestó un esquema en el que cientos de millones de dólares etiquetados para programas sociales, fueron desviados a una red elaborada de empresas fantasmas, entre otras conductas ilegales”, indica la demanda.

“Cada uno de los demandados conspiró con Duarte para robar fondos del erario de Chihuahua, y cada uno compró propiedades en Texas con ese dinero. Estas propiedades son sólo algunas de muchas adquiridas en Estados Unidos y el resto del mundo, con los fondos robados”, agrega.

Del valor de las propiedades, 62 por ciento corresponde a dos edificios de departamentos que están a nombre de empresas de papel registradas por Daniel S. González. La demanda no detalla la relación de esta persona con Duarte.

El gobernador Javier Corral había anunciado en enero que iniciaría acciones legales contra Duarte en EU.

Para ello, contrató a The Buzbee Law Firm, un despacho de Houston, mientras que la defensa de Duarte corre a cargo de Yetter Coleman LLC, otra firma de la misma ciudad.

Hasta la fecha, el exmandatario priista no enfrenta proceso de extradición ni ha sido detenido, aunque en México existen 21 órdenes de aprehensión en su contra.