GUADALAJARA.- El Reclusorio para Sentenciados ubicado en Puente Grande fue escenario de una riña con disparos que ha movilizado a decenas de autoridades.

Incluso se habla de un motín que habría dejado hasta el momento tres reos heridos.

De acuerdo con reportes extraoficiales, en el centro penitenciario llevaba a cabo un partido de fútbol cuando internos comenzaron a pelear entre sí.

Fuentes médicas señalaron que dos reclusos fueron llevados con lesiones a la Cruz Verde Pajaritos, ubicada en Tonalá, y que un custodio también se encuentra herido.

La situación, al parecer, ya está controlada, aunque Reinserción Social no se ha pronunciado al respecto.