Por: Redacción.

CIUDAD DE MÉXICO.- La presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Ibarra de Piedra, denunció en rueda de prensa que el domingo 8 de junio fui víctima una serie de amenazas vía mensaje de WhatsApp, llamadas telefónicas y mensaje de texto SMS.

“Las amenazas recibidas eran de diversas personas de varios estados del país y fueron yo creo que más de cien números telefónicos los que tengo registrados y documentados quienes me amenazaban no solo a mí sino a mi familia”.

Piedra Ibarra aseguró que las amenazas no la atemorizan pues está acostumbrada a tener presión, primero con en su posición de víctima y ahora con la posibilidad de poder hacer y solucionar cosas y proteger los derechos humanos.

“Puse una denuncia ante la Fiscalía de la Ciudad de México, aporté todas las pruebas que me pidieron y esto ya está en manos de la justicia”.

Atribuyó a que la campaña de amenazas está relacionada con su dicho de que la convertiría en una defensoría del pueblo, así como la atracción del caso Giovanni López, sucedido en Jalisco.

“Hago públicas estas amenazas porque no vamos a permitir que en este país siga imperando la impunidad, por eso lo denuncié penalmente”.